ALGUNAS EXCEPCIONES


A) EXCEPCIONES GRÁFICAS.


1.- c+e= [ĉe]. Sin embargo, algunas palabras mantienen en la escritura una I llamada etimológica, pues estaba presente en las correspondientes palabras latinas, dando lugar a la grafía cie en la que, no obstante, la I no se pronuncia.
Deficiente, sufficiente, insufficiente, sufficienza, società, socievole, specie, superficie, cielo, cieco.



2.- g+e = [ĝe], excepto, y por las mismas causas del punto (1), en las palabras effigie e igiene. En estos casos, evidentemente, la I tampoco se pronuncia

3.- sc+e= [ŝe]. Pero, scienza, coscienza, incosciente, scientifico. En estos casos la I tampoco se pronuncia ya que se trata de una I etimológica.

B) EXCEPCIONES FONÉTICAS

1.- gli=[ļi]. Excepto en glicine, glicerina, negligenza, anglicano, geroglifico. En todos estos casos la G mantiene el sonido velar y forma con la L un grupo consonántico.

2.- cia = [ĉa]. Sin embargo, en algunos casos la I está acentuada dando lugar al sonido [ĉia], como en el caso de farmacia.
3.- gia = [ĝa]. Pero, en algunos casos la I está acentuada originando la pronunciación [ĝia]. Como en el caso de
bugia, strategia, magia, regia, y las palabras compuestas con -Logia (Filologia, grafologia, archeologia, antropologia) y –Fagia (aerofagia, antropofagia etc…)
4.- scia = [ŝa]. Salvo en scia, que lleva la I acentuada y, por lo tanto, se pronuncia [ŝia]